Por el centro todos conocen la historia del más pillo y la más bella del condado, y aunque tiene momentos de poca gloria es un cuento que merece ser contado •


Te das cuenta de que ya no está y que no esperas que vuelva, porque, de alguna forma, ya está. Y ahí, sólo te queda recordar las cosas buenas, olvidar las cosas malas, y seguir adelante. Porque siempre hay un adelante por el que seguir.  Y esperar que, algún día, otra persona vuelva a llenarnos, probablemente de otra forma, desde otro lugar, distinto.


1 comentario:

  1. axel fernando (L)

    bueno si es verdaf preferible recordar los buenos momentos!
    un saludos
    te sigo1
    me seguis??

    http://tristehadadecristal.blogspot.com/

    ResponderEliminar